Derechos humanos, paz, legalidad y justicia

2019/2020

Con la conciencia que la paz muere si se divorcia de la justicia, soñamos un mundo donde la Regla de Oro, corazón de muchas civilizaciones y tradiciones, se convierta en el camino para recorrer personalmente y todos juntos. Hacemos propio el objetivo de la fraternidad universal, llave del presente y del futuro de nuestros pueblos, la única capaz de desarmar la cultura del descarte y abrir una mayor participación de los bienes, de interdependencia y diálogo, camino maestro para la paz.

pistas de acción:

Queremos ser el cambio que anhelamos realizar en el mundo, y por esto nos comprometemos en primera persona, cada uno en el ambiente en el que se mueve, a:

  • reconocer y promover los derechos humanos, fundamentales e inviolables, inscritos en la dignidad constitutiva de la persona, ladrillos en la edificación del bien común;
  • ser operadores de paz, presentes allí donde la paz esté herida, el equilibrio del mundo comprometido, negados los derechos humanos;
  • ser respuesta concreta para superar los contras con el encuentro, los desacuerdos con el posible acuerdo, la ofensa con caminos de reconciliación, la fractura con el diálogo, la ruptura de relaciones con la reparación que resana;
  • educar y educarnos a la práctica de la legalidad, que en la observación de las leyes mira al bien del otro como al propio, hasta el compromiso personal contra toda forma de corrupción;
  • emprender acciones de justicia para defender la dignidad de la vida de cada persona.

ejemplos de buenas prácticas:

Comprometámonos enseguida, en el hoy que está en nuestras manos, involucrando amigos, colegas, nuestras comunidades civiles o religiosas, las asociaciones, las instituciones nacionales e internacionales. Ensuciemos nuestras manos junto con muchos otros con creatividad, comenzando por los desafíos de nuestro territorio.

Son muchas las propuestas de acción que se están realizando. Aquí algunas:

  • Time Out for Peace, todos los días a mediodía de cada huso horario nos detenemos para un minuto de silencio o de oración para pedir, todos unidos, el don de la paz y poner a foco el compromiso personal de construirla ahí donde estemos;
  • Living Peace International, un proyecto internacional de educación a la paz;
  • Economia Disarmata, un grupo de reflexión y acciones para el desarme;
  • MilONGa Project, una plataforma de voluntariado internacional que ofrece la oportunidad a los jóvenes entre los 21 y 35 años para realizar un voluntariado “fraterno” e intercultural, que se hace en sinergia con el trabajo de la ONG que ya trabajan en las diferentes periferias del planeta;
  • Summer Campus de Legalidad y Laboratorios Hombre Mundo, laboratorios de formación y acción activados en varias partes del mundo, en un territorio, como respuesta a una exigencia social y/o a una determinada periferia;
  • Slotmob, campaña contra las nuevas pobrezas y la adicción al juego;
  • Red Proyecto Paz, una red internacional de escuelas, entidades y asociaciones que colaboran para promover una cultura de paz;
  • Non Dalla Guerra, un proyecto de educación a la Paz y de voluntariado internacional;
  • Sports4Peace, educar a la paz a través del juego y del deporte;
  • Pro Bono Recife, consultoría jurídica gratuita para que todos tengamos garantizado el acceso a la justicia;
  • Conferencias y Workshops, alrededor de temas de Derechos Humanos, Paz, Legalidad y Justicia.

Pathways Kits:

Es un escrito en el preámbulo de la Constitución de la UNESCO de 1945: “Las guerras tienen origen en el espíritu de los hombres, y es en el espíritu de los hombres donde se deben levantar las defensas de la paz”. En un mundo desgarrado por conflictos de todo tipo, terrorismo, destrucción, opresión, muros que se levantan incluso en los corazones, la paz se puede construir comenzando por pequeños actos y pasos concretos. Es fruto de un diálogo auténtico, de fraternidad vivida para que se realice lo que hoy se reconoce como “derecho a la paz”, en el camino hacia la unidad de los pueblos.

Clic aquí para descargar el kit de profundización.

El 10 diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas, l’Universal Declaration of Human Rights: aprobaba un viraje en la historia de la humanidad, mirada – así dice en el preámbulo – como familia humana: La universalidad subraya la centralidad de la dignidad humana, constitutiva de cada persona y fuente de derechos fundamentales e inviolables. Son los derechos personales y sociales, que no coinciden con las pretensiones del individuo, ni pueden ser concebidos como poderes suyos; son atribuidos esenciales de cada ser humano y, como tales, merecedores de tutela.

Clic aquí para descargar el kit de profundización.

En el actual cambio de época, las normas por sí solas no son suficientes para impedir la violencia, la ilegalidad generalizada, la corrupción, la explotación. La legalidad debe convertirse en “cultura” y praxis de la vida de los ciudadanos e instituciones, en las múltiples relaciones y en la reciprocidad de derechos y deberes hasta ver el bien del otro como propio.

Clic aquí para descargar el kit de profundización.

Dramas y acontecimientos de la historia nos dicen que en el fondo de cada injusticia se esconde alguna elección, violenta o no, que excluye o niega al otro. Así, la justicia espera el primer paso en las relaciones: es la inclusión y el reconocimiento de la dignidad de cada uno. Es compartir más allá de cualquier abandono, abrirse uno mismo en los más pequeños gestos, hacerse don en la capacidad de identificarse con cualquier situación de dificultad y vulnerabilidad. La justicia restaura, no destruye, es una condición de paz.

Clic aquí para descargar el kit de profundización.

comparte con tus amigos

Compartamos todas nuestras acciones de promoción de los Derechos Humanos, de Paz, de Legalidad, de Justicia para inundar las redes sociales con nuestro hashtag #InTimeforPeace

#InTimeforPeace   #pathways4unitedworld   #UWP

comparte con nosotros

Envía testimonios, buenas prácticas, logros a:

pathways@unitedworldproject.org