United World Project

Watch

Crisis de refugiados en Grecia: Restaurar el derecho de asilo a los refugiados

DE NEW HUMANITY ONG Y MPPU (MOVIMIENTO POLÍTICO POR LA UNIDAD) UN LLAMADO A TOMAR DECISIONES DE ALTO NIVEL Y VALIENTES

porque, mientras se lucha contra la emergencia del coronavirus, no nos podemos olvidar de una tragedia que merece ser abordada y resuelta con una mejor y mayor calidad en las relaciones internacionales y una política que contemple el bien común y la reconciliación entre los pueblos.

Lo que sucede a las puertas de Europa, en la frontera entre Grecia y Turquía, no puede dejar indiferente la conciencia civil colectiva y exige a las instituciones una mayor atención y respeto del valor de cada persona humana y de su dignidad, como declara La Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, que se centra en los derechos humanos, los valores indivisibles y universales del hombre, la libertad, la igualdad y la solidaridad.

La coordinación europea del Movimiento Político por la Unidad, sobre la base de la Carta de sus valores de fraternidad universal, la defensa de los últimos y la búsqueda del bien común, se coloca junto a las Instituciones que desean promover estos valores universales, con el corazón, con una cultura y una acción fraterna, de modo que se puedan alcanzar soluciones políticas urgentes, altas y valientes que ofrezcan respuestas concretas inmediatas.

La gestión de los flujos migratorios, por compleja que sea, se puede enfrentar y resolver con valentía, con acuerdos a la luz del sol y en la legalidad, en la búsqueda de la paz: la dignidad humana nunca se puede mercantilizar.

Todos sabemos que es inaceptable, inhumano, «descargar» a las personas migrantes en el mar, con el riesgo de morir abandonadas, o rechazarlas violentamente a lo largo de la frontera. De ahí la fuerte invitación a restablecer el derecho de asilo para los refugiados, protegido por el derecho internacional que, por el contrario, no contempla su suspensión. La respuesta política de Europa necesita una completa reforma estructural y permanente de la política común de asilo e inmigración y una nueva política exterior. Sobre estas bases, estamos dispuestos a ofrecer nuestra contribución, en el diálogo, para redescubrir el sentido de estar juntos.

Sabemos que el «problema de los migrantes» tiene causas obvias en las guerras, la pobreza y las graves desigualdades entre el hemisferio norte y sur del planeta. Las respuestas son complejas y hay que compartirlas a medio y largo plazo con un tratado de paz en Siria, un gobierno de flujos, con inversiones en los países de origen, con hospitalidad e inclusión, distribuidos adecuadamente en todos los países europeos, con condiciones de vida humana en refugios temporales, tanto en Turquía como en Libia.

Nos parece impostergable una respuesta inmediata de protección y asistencia para los 5.500 niños migrantes que están solos: una demostración de solidaridad europea, que debería tomar la forma de un pacto voluntario de reubicación, a través del cual los menores no acompañados, que actualmente se encuentran en Grecia se transfieran a otros países europeos.

Del mismo modo que la apertura inmediata de corredores humanitarios para niños, mujeres, ancianos y familias no puede posponerse, implementando un plan de reubicación extraordinario e inmediato para los que solicitan asilo.

Es el momento de la decisión para tomar el camino de la negociación y acuerdos, para exigir que se respete el alto el fuego en Siria, con la activación de todas las agencias humanitarias internacionales y con la llegada de ayuda para esta población que huye. Es hora de decir basta al tráfico de armas y, en cambio, aumentar los recursos para promover el desarrollo.

De ahí nuestra llamada para que, mientras combatimos la emergencia del coronavirus, no olvidemos una tragedia que merece ser abordada y resuelta con una mejor y mayor calidad de las relaciones internacionales y con una política que busque el bien común y la reconciliación entre los pueblos.

Maria Bencivenni
Por el Centro Internacional
Movimiento Político por la Unidad
Coordinación Europa

Marco Desalvo
Presidente – New Humanity NGO

SHARE: