United World Project

Workshop

La comunidad Inkiri florece con un banco y moneda local

 
 
De Maria Gaglione – Publicado en Avvenire el 14/12/2019

Las historias de EoF: La divisa ha aumentado la demanda de productos y servicios locales y ha fortalecido la intensidad de las relaciones sociales.

Conocer a Diego es motivo de alegría y de una esperanza contagiosa. Diego Wawrzeniak es un emprendedor social brasileño, miembro de la comunidad Inkiri. Titulado en economía, ha trabajado en el sector financiero como analista de inversiones. Tras crear una startup, decidió unirse a la comunidad Inkiri, donde ha desarrollado un banco y un moneda local. Hoy sigue los nuevos proyectos de la comunidad, que conjugan innovación, emprendimiento y economía local. «Participar en The Economy of Francesco es un sueño que se hace realidad – nos dice –. Es una oportunidad para demostrar que necesitamos una economía más justa y sostenible, porque es el único camino viable». La comunidad Inkiri es una de las más importantes ecovillas brasileñas. «En la comunidad viven 150 adultos y 30 niños y adolescentes. Cada año acogemos a más de 3.000 visitantes procedentes de distintos lugares del mundo. La economía local es muy floreciente, con más de 20 actividades empresariales de distintos sectores. El sistema escolar es reconocido como una de las experiencias educativas más innovadoras de Brasil».

Las ecovillas son comunidades que se presentan como modelos sostenibles en el plano económico, social y ecológico, a las que acuden personas que comparten los principios fundacionales. Los núcleos de población generalmente se proyectan de forma que reduzcan el impacto ambiental, y en ellos se promueve el uso de energías renovables. El resultado es un sistema de gran valor estético, productivo y sostenible en el tiempo. Diego tiene una confianza inmensa en la capacidad de los hombres y de las mujeres para elegir el cambio, para conectar con la naturaleza respetando todas las formas de vida. Unidad y cooperación son sus palabras clave. «Siento en mi corazón un gran deseo de participar en The Economy of Francesco para dar comienzo, juntos, a la transformación más sorprendente que la historia humana haya conocido nunca».

«En los últimos seis años me he dedicado al desarrollo de la economía local de Inkiri. Como economista y emprendedor, he podido constatar el impacto positivo del desarrollo de productos y servicios locales y la importancia de poner a disposición de los pequeños empresarios instrumentos financieros sencillos que les permitan hacer realidad su sueño. El desarrollo y la implementación del banco comunitario y la moneda local han hecho florecer nuestra economía de forma “espectacular”. La moneda ha aumentado la demanda de productos y servicios locales y ha fortalecido la intensidad de las relaciones sociales». Experto en mercados y monedas, inversiones y bancos, Diego se despide diciendo: «Nunca he considerado el dinero como el objetivo de mi trabajo. En mi compromiso para apoyar las economías locales, aplico los principios de justicia, respeto, sostenibilidad, empowerment humano, sentido de pertenencia y, por último pero no menos importante, la esperanza de transformar el mundo en un lugar mejor».

Fonte:

SHARE: